Reseña Histórica

El Colegio Particular “Cruz del Norte”, es un plantel de educación media con cuatro años de creación, que funciona en la parroquia 12 de Marzo de la ciudad de Portoviejo, como una institución educativa particular, laica, mixta, matutina y con tres idiomas extranjeros.

Sus creadoras fueron la Licenciada Magister María Leonor Cabrera de Cevallos como rectora y mentalizadora del modelo pedagógico y académico y la Señora Ingeniera Estefanía Poggi Briones de Cuka como gerente administradora y principal propietaria del plantel, obteniendo el permiso de creación y funcionamiento de la Escuela Básica para el octavo, noveno y décimo años, el 20 de Octubre de 2007 según Acuerdo No. 4526, Art. 2do. y Resolución No. 081-DP-DEM-2007.

El plantel inició sus labores educativas el 7 de Abril de 2008 con una carga horaria de 40 períodos semanales de clases, con la apertura del octavo, noveno y décimo año de educación básica, con el talento humano de: 11 docentes, 88 estudiantes y 3 administrativos en total.

Adicionalmente, se implementaron actividades extracurriculares (tareas dirigidas, deportes y artes) como parte de la filosofía institucional de garantizar la formación del joven en todos sus ámbitos; sean estos: académico, tecnológico, de lenguas extranjeras, deportivo, artístico y con profundos valores humanos.

Para el segundo año lectivo se implementó el Bachillerato General en Ciencias según Acuerdo No. 1860 y No. 4526, Art. 2do. y Resolución No. 261 mediante Oficio No. 0182DPEM-DP-2009 y Bachillerato Técnico en Comercio y Administración especialización Comercialización y Ventas, según Acuerdo No. 1860 y No. 4526, Art. 2do. y Resolución No. 260 mediante Oficio No. 0181-DPEM-DP-2009.

El enfoque pedagógico que se planteó desde un inicio fue de un proceso de aprendizaje holístico, reflexivo, critico, que aplica el “aprender a aprender, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a convivir”, generando que los estudiantes aprendan a: investigar, pensar, trabajar en equipo, amar, comunicarse, decidir, cambiar y ser flexibles.

Debido a las exigencias del tercer milenio, el plantel educativo ha incursionado en nuevas pedagogías; por tal razón, siendo una institución educativa moderna del siglo XXI y frente a la evolución acelerada de la tecnología y del conocimiento, se hizo necesario introducir procesos innovadores, acordes con las exigencias de una nueva alternativa educativa con excelencia, calidad y valores.